fbpx

Ruta Naranja del Agua: itinerario, cuaderno y vídeo. Emasesa Metropolitana.

Bajo el paradigma de que “aquello que no se conoce no se aprecia y, por tanto, no puede gestionarse adecuadamente”, la empresa pública de aguas Emasesa Metropolitana, que abastece a Sevilla y a diversos municipios del entorno, ha impulsado desde el año 2017 el programa de las Rutas del Agua, coordinado por Lourdes Ferrand Augustín, historiadora y experta en patrimonio del agua. Se trata de un total de doce rutas integradas en tres bloques diferentes: (i) Sevilla histórica, (ii) Área metropolitana y (iii) Agua, paisaje y jardines, cada uno de ellos compuesto por cuatro itinerarios distintos. A modo de ilustración, adjuntamos un vídeo del conjunto de las Rutas del Agua, realizado por Remedios Málvarez Báez (Producciones Singulares) con guion de César López Gómez:

Ver VÍDEO presentación de la Rutas del Agua

Cuatro de estas doce rutas discurren por el centro histórico de la capital de Andalucía, identificadas por los colores verde, morado, naranja y azul. Diseñadas por la referida Lourdes Ferrand Augustín, se trata de paseos guiados magistralmente por Montañas Rodríguez Holgado, esta última Licenciada en Historia por la Universidad de Sevilla. Como Intérprete del Patrimonio y gran profesional, mi compañera Montañas te sumergerá en la historia del agua a través de estos cuatro itinerarios urbanos salpicados de fuentes, albercas, pozos, acueductos y otros elementos patrimoniales ligados al líquido elemento.

Una de las rutas más sugerentes es la titulada Ruta naranja: pozos, clausuras y Alameda. Este itinerario cuircula por el sector oeste de la ciudad histórica, zona tradicionalmente inundable y poblada de conventos y monasterios con claustros centrados por albercas y fuentes. El paseo urbano parte de la Plaza de la Magdalena, con ecos aún del bautismo de Murillo y el lugar de descanso de Juan Martínez Montañés –¿volverá su lápida tras las obras del hotel?-, presidida por una interesante fuente realizada en 1844 con restos de otras ya desaparecidas procedentes de la Alameda de Hércules.

La ruta continúa por la ciudad más conventual, entrando en lo que fue el antiguo convento de la Merced, hoy Museo de Bellas Artes de Sevilla. Este recinto expositivo puede contemplarse también desde la perspectiva del agua y la mirada del jardín, al existir numerosos patios con aljibes, albercas, fuentes y vegetación del paraíso, es decir, un hortus conclusus casi místico. Así lo vieron dos integrantes de una misma familia de pintores, que han recorrido estas estancias con la diferencia de un siglo: Gonzalo Bilbao y Joaquín Bilbao (ver post El Museo de Bellas Artes visto desde la mirada del jardín).

El paseo discurre ahora por rectilíneas calles trazadas a cordel, por un callejero cuya disposición geométrica contrasta con el plano del resto de la ciudad histórica, en una zona poblada de espacios monásticos y conventuales -ver el cuaderno para conocer el origen de esta disposición y la razón de la abundancia de conventos-. La ruta pasa por los Baños de la Reina Mora, complejo almohade del siglo XIII luego convertido en el convento Dulce Nombre de Jesús y hoy sede de la hermandad de la Vera Cruz, para entrar en corazón del barrio de san Lorenzo y desembocar ya en la Alameda de Hércules.

Antiguo brazo del Betis romano y el Guadalquivir musulmán, desde el siglo X fue una laguna infecta poblada de mosquitos en verano y aguas inmundas en invierno. Es en 1574 cuando el Asistente de la ciudad de Sevilla, Francisco Zapata y Cisneros, I Conde de Barajas, decide adecentar este espacio realizando tres acciones clave: (i) drenar la laguna a través de un gran desagüe que por la calle Lumbreras desemboca en el Guadalquivir, (ii) crear un paseo arbolado con fuentes y álamos –Populus alba-, especie vegetal cuyo nombre da origen al de «alameda», espacio ajardinado destinado al paseo público, y (iii) monumentalizar el lugar con dos columnas romanas transportadas desde la calle Mármoles, en una apuesta del Renacimiento por rescatar simbólicamente el origen latino de Sevilla al coronar las columnas con las imágenes de Hércules y Julio César, un trasunto de las efigies de Carlos V y Felipe II. La importancia del enclave no deja lugar a dudas: la Alameda de Hércules es considerada por muchos como uno de los primeros espacios ajardinados de carácter público de la Europa moderna y modelo urbano seguido posteriormente en los territorios que conformaron el Imperio Español. Para más información les remito al libro Las alamedas. Elemento urbano y función social en ciudades españolas y americanas.

La Ruta Naranja de Emasesa penetra ahora en uno de los lugares más bellos y mágicos de la ciudad: el Espacio Cultural Santa Clara, antigua casa almohade, luego palacio gótico y mudéjar de Don Fadrique -del que vemos aún la Torre famosa que lleva su nombre, afortunadamente ahora con un plan de restauración-, desde 1289 convertido en el convento de las clarisas y hoy espacio expositivo; nuestro interés radica en los claustros, fuentes, albercas, huertas y jardines que salpican todo el recinto. Finalmente, tras ver la Capilla del Carmen -con un pozo histórico-, circular por las calles Calatrava y Resolana, y contemplar las murallas y el Arco de la Macarena, el paseo finaliza frente al actual Parlamento de Andalucía. Antecedido por jardines de corte romántico y renacentista, la grandiosa fachada del antiguo Hospital de la Sangre pone punto final a este paseo urbano conducido por mi compañera Montañas.

Para más información pueden descargar el cuaderno de esta ruta, cuya autoría recae en un servidor, y ver también el vídeo correspondiente, este último realizado por Remedios Málvarez Báez (Producciones Singulares) con guion de este que escribe. Paso los enlaces:

PDF CUADERNO Ruta naranja: pozos, clausuras y Alameda

VÍDEO Ruta naranja del agua

NOTA 1: tras este episodio de COVID-19 -después del verano-, se notificarán nuevas fechas, la organización de los grupos, alternativas a los itinerarios, etc. Todo ello en función de las medidas sanitarias de obligado cumplimiento que tendremos que tener en cuenta en la «nueva normalidad» que se nos viene encima.

NOTA 2: todas las rutas se pueden realizar individualmente con la información suministrada por la App de las Rutas del Agua de Emasesa, que pueden descargar fácilmente en su móvil o cualquier soporte electrónico.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 2.32-Gonzalo-Bilbao-Claustro-1920-1024x752.jpg

Gonzalo Bilbao, Claustro Mayor de la Merced, 1905-1910. La Ruta Naranja del Agua de Emasesa permite acceder a patios y jardines del actual Museo de Bellas Artes de Sevilla.

Ir arriba
WhatsApp chat

¿Todavía no estás en mi grupo de WhatsApp? Apúntate GRATIS y recibe información cultural de noticias y actividades.