José García Ramos, un pintor en la Colección Bellver de Sevilla y en el Museo Thyssen Málaga

Nacido en Sevilla el 2 de marzo de 1852, José García Ramos es uno de los mayores referentes de la pintura de género de fines del XIX. Recibió una esmerada formación en la Escuela de Bellas Artes de la capital de Andalucía, donde fue discípulo de José Jiménez Aranda, con quien viajó y prosiguió sus enseñanzas en Roma. En la capital italiana entró en contacto con el preciosismo de Fortuny, que le influyó notablemente por el uso brillante del color y el detallismo virtuoso de la pincelada. Pintor viajero, también estuvo residiendo en París y participó en numerosas muestras celebradas en las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes. Fue un maestro en el tratamiento de las escenas típicas y tópicas de ambiente andaluz, con numerosos cuadros de pequeño formato que inundaron el mercado de la época y diversos carteles de las fiestas primaverales sevillanas ¿Quien no recuerda famoso de 1912 que muestro abajo?

La Colección Bellver le dedica una sala completa, donde sobresalen obras como El ventilador (una joven se divierte con un aparato novedoso para la época), El sacamuelas (escena castiza), Pelea de cigarreras (no se la pierdan, por favor) o «Procesión» en la Campana (con gran sabor urbano). Sin embargo, mi obra preferida se titula Nazareno, dame un caramelo, en el que un macareno es cortejado en plena estación de penitencia por varias jóvenes sevillanas, una escena que podemos vivir también en la Semana Santa actual (todas estas obras las podremos contemplar en nuestra visita del sábado 19 de octubre).

Pero José García Ramos también está presente en el Museo Thyssen Málaga, con obras como Salida de un baile de máscaras, fiesta burguesa clásica donde el pintor penetra en las distintas actitudes psicológicas de los personajes, o Cortejo español, donde un apuesto granadino establece amores con una típica y tópica mujer andaluza en el barrio del Albaicín, eso sí, siempre tras una reja. Estas obras las veremos en nuestra visita del sábado 2 de noviembre.

Por último, quisiera destacar el estudio que el pintor tuvo en la actual calle Fernán Caballero de Sevilla (cerca de la Plaza del Museo), una casa en la que vivió Cecilia Böhl de Faber y Larrea, conocida por el seudónimo de Fernán Caballero, y que hoy día recuerda al pintor sevillano con una lápida marmórea conmemorativa. José García Ramos nos dejó para siempre en el año de 1912. Está enterrado en el cementerio de San Fernando de Sevilla, ciudad que lo recuerda también en una glorieta de los Jardines de Murillo. Hablaremos mucho de este artista en nuestras visitas guiadas de Sevilla y Málaga.

Cartel de las fiestas primaverales sevillanas de 1912 realizado por José García Ramos

José García Ramos, Nazareno, dame un caramelo, finales s.XIX. Colección Bellver de Sevilla

José García Ramos, Salida de un baile de máscaras, 1905. Museo Thyssen Málaga

Ir arriba
WhatsApp chat

¿Todavía no estás en mi grupo de WhatsApp?¿Quieres recibir información cultural de noticias y actividades?