fbpx

Una joya desconocida del arte nazarí: el Cuarto Real de Santo Domingo de Granada

Monumento de excepcional interés, declarado Bien de Interés Cultural en 1919, el Cuarto Real de Santo Domingo se sitúa en pleno corazón del barrio de El Realejo, en la ciudad de Granada. Se trata de un bellísimo palacio nazarí construido durante el reinado de Muhammad II (1273-1302) sobre uno de los torreones de la muralla del barrio de Alfareros. Situado entre vergeles, perteneció a la Huerta Grande de la Almanjarra, siendo el único testimonio de almunia real que se ha conservado intramuros en la antigua ciudad nazarí.

La relevancia de este palacio reside en que fue construido antes de los palacios nazaríes más conocidos, como Mexuar, Comares o Leones. Es decir, es el antecedente directo de las soluciones arquitectónicas y decorativas plasmadas en los palacios de la Alhambra. Del palacio o residencia real tan solo se conserva el torreón adosado a la muralla, cuyo interior encierra una fascinante qubba o salón de recepciones. En su momento de esplendor, dicha qubba estuvo precedida por un pórtico de entrada de cinco arcos y un pabellón a cada lado, presidiendo también un jardín-huerto rectangular con alberca octogonal.

Actualmente se mantiene el torreón o qubba, con sala de doble altura, similar al Salón de Embajadores de la Alhambra, con arco de entrada con impostas de mocárabes, sobre el que hay una ventana geminada.​ Tiene arcos laterales con balcones de madera, arcos de yesería al frente, con celosías y zócalo de azulejos vidriados, en colores verde y azul. En el arco de entrada a esta sala cuadrada, de 7 metros de lado, se puede observar un zócalo vidriado de alicatados con la inscripción «Dios es único» con caracteres cúficos.

Hipótesis del frente de la qubba según la Escuela de Estudios Árabes del CSIC

Tras la conquista de Granada, la Huerta Grande de la Almanjarra pasó a manos de los Reyes Católicos. Al poco tiempo los monarcas cristianos la cedieron a los monjes dominicos para la fundación del Convento de Santa Cruz la Real, convirtiéndose la qubba en la primera iglesia de este espacio sagrado -el nombre actual deriva de esta conversión cristiana-.

Tras la Desamortización de Mendizábal de 1835, la destrucción y deterioro fueron abriéndose paso; ya a finales del siglo XIX buena parte de los restos fueron destruidos para construir un palacete decimonónico de dudosa relevancia arquitectónica, quedando la torre y la qubba insertas como salón principal en el interior de dicha residencia. El jardín nazarí fue sepultado por los espacios verdes actuales, perdiéndose en ese siglo la alberca octogonal.

En la actualidad, el edificio que cobija la qubba ha sido rehabilitado en 2015 para disponer de una Sala de Exposiciones y otra de Usos Múltiples, convirtiéndose hoy el monumento nazarí en un espacio cultural donde disfrutar durante todo el año de una programación de actividades de lo más variada y polivalente.

Terminamos este post con la interpretación realizada por la Escuela de Estudios Árabes del CSIC, que sintetiza a la perfección los valores atesorados por esta construcción. Así, se insiste en los siguientes aspectos:

  • La condición de pabellón regio en medio de un jardín que aún mantiene el Cuarto real de Santo Domingo. La interrelación entre la qubba y el jardín es un valor primordial en el concepto arquitectónico al que responde el edificio.
  • Su datación temprana, pues es seguramente el edificio nazarí de carácter residencial más antiguo que se conserva.
  • El salón constituía un lugar de disfrute del espacio circundante, formado por las huertas que se extendían hasta la ribera del río Genil y por el jardín plantado en su frente, lugar de inmediato solaz de los usuarios de la qubba.
  • El pórtico, la fuente allí existente y la alberca, proporcionaban la adecuada protección medioambiental a la sala.
  • Las dos alhanías laterales abiertas con grandes arcos eran los lugares destinados al reposo y las cuatro pequeñas habitaciones a modo de armarios o alhacenas servirían para guardar enseres.
  • La destrucción del pórtico, el enterramiento de la alberca y la interposición del edificio construido en el siglo XIX alteraron de modo drástico el carácter del edificio, haciéndole perder gran parte de sus primitivos valores.

Les dejo con dos enlaces de interés:

VÍDEO Cuarto Real de Santo Domingo

PDF tríptico informativo

Qubba del Cuarto Real de Santo Domingo de Granada, en la actualidad espacio cultural de la capital granadina.

Ir arriba
WhatsApp chat

¿Todavía no estás en mi grupo de WhatsApp? Apúntate GRATIS y recibe información cultural de noticias y actividades.