Pablo Ruiz Picasso, «El abrazo», 1903. Musée de l’Orangerie, París

En tiempos de alerta sanitaria por el Coronavirus, cuando se impone el aislamiento social y la ausencia de contacto físico, lo que más se echa en falta es el abrazo de los amigos, el beso de los familiares o el amor táctil del o la amante. Antes de su periodo cubista, el malagueño Pablo Ruiz Picasso (1881-1973) exploró el tema del abrazo en más de cien obras suyas, con distintos dibujos, pinturas y esculturas. Esto nos habla de la importancia que el artista daba al estudio de la relación física y psicológica entre los seres humanos, con imágenes creadas que tratan de abrazos cariñosos, eróticos, armoniosos, tensos, incluso violentos.

En 1903, en pleno «periodo azul» (1901-1904), Picasso crea en una de sus estancias en Barcelona El abrazo, conservado hoy en el Musée de l’Orangerie de París. Se trata de una obra en pastel, de gran tamaño para este tipo de técnica en el pintor, en la que podemos ver una pareja -hombre y mujer desnudos- tratada de manera escultórica. Los dos amantes se funden anónimanente en un abrazo -no podemos ver sus rostros-, escena que sucede en una habitación donde dominan los tonos azules y rosados. En esta obra, donde intuimos que la mujer espera un hijo, Picasso no quiere ser meramente descriptivo: investiga el tema del abrazo, lo escruta, lo analiza, lo revela, pero, sobre todo, participa en el acto mismo de abrazar. Es pura emoción y melancolía. Más abrazos y Picasso en los siguientes enlaces:

Análisis de la obra de Picasso El abrazo de 1903 (en francés o inglés)

Web Musée de l’Orangerie (en francés o inglés)

El abrazo de 1900 (Museu Picasso de Barcelona). Otra obra sobre este tema del pintor andaluz.

Ver 30 imágenes de Picasso antes del cubismo (EL PAÍS). Exposición en el Museo de Orsay de París (2018)

Pablo Ruiz Picasso, «El abrazo», 1903. Musée de l’Orangerie, París.

Ir arriba
WhatsApp chat

¿Todavía no estás en mi grupo de WhatsApp? Apúntate GRATIS y recibe información cultural de noticias y actividades.