fbpx

«Máscaras. Metamorfosis de la identidad moderna» en el Museo CarmenThyssen Málaga

Hasta el 10 de enero de 2021 pueden contemplar en el Museo CarmenThyssen Málaga la exposición titulada Máscaras. Metamorfosis de la identidad moderna, comisariada por Luis Puelles, profesor titular de Estética y Teoría de las Artes de la Universidad de Málaga, y Lourdes Moreno, Directora Artística del Museo. La magnitud de la muestra se estima por el nombre de los diversos artistas representados: Goya, Ensor, Gutiérrez Solana, Picasso, Derain, Gargallo, Julio González, Modigliani, Togores, Oteiza, Goncharova, De Chirico, Ernst, Barradas, Lekuona, Maruja Mallo…

Según la Web oficial del Museo CarmenThyssen Málaga, esta exposición plantea una reflexión sobre la máscara como elemento transformador de la representación de la figura humana en el arte moderno. Partiendo de un uso festivo tradicional vinculado al carnaval y al disfraz, que también se mantendrá en la vanguardia en los personajes de la Commedia dell’arte, la máscara comienza primero a asociarse a lo grotesco y a la muerte, en el fin de siglo XIX y con el antecedente de Goya, e irrumpe como referencia para el trabajo del rostro en la vanguardia, a partir de la influencia de máscaras etnográficas de culturas no europeas en los inicios del siglo XX. Rasgos simplificados, planos, ojos de cuencas vacías despersonalizan el rostro humano en movimientos como el cubismo, dadaísmo, expresionismo y surrealismo. Estas experiencias resultarán decisivas para el arte moderno, haciendo que la máscara deje de mostrarse como objeto y termine por asimilarse al propio rostro, cuestionando la identidad, la individualidad y la subjetividad.

FOLLETO exposición «Máscaras» (Web Museo CarmenThyssen Málaga)

Un ejemplo de las obras que pueden contemplar es la que muestro abajo. Se trata del Chico con chistera de Walt Kuhn (1877-1949), pintor neoyorkino apasionado del mundo circense y del espectáculo. Este ámbito le proporcionó una fuente inagotable de modelos para su pintura durante más de dos décadas, en la que su estado de ánimo se plasma en las diversas representaciones. Ocurre especialmente en este retrato del payaso Chico, en el que el profuso maquillaje funciona como una máscara que, sin embargo, trasluce la intensidad de una mirada que ya presagiaba los tormentos internos del pintor en otoño de 1948. El comportamiento excéntrico y violento de Kuhn provocó que su familia decidiera internarlo en un psiquiátrico, falleciendo pocos meses más tarde.

Walt Kuhn, Chico con chistera, 1948. Óleo sobre lienzo 58,4 x 53,3 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en depósito en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza.

Ir arriba
WhatsApp chat

¿Todavía no estás en mi grupo de WhatsApp? Apúntate GRATIS y recibe información cultural de noticias y actividades.