fbpx

La fuerza icónica del Peñón de Gibraltar en la obra de John F. Lewis

El Peñón de Gibraltar constituye uno de los hitos geográficos más representados por los viajeros y pintores en nuestro país. Desde las vistas del siglo XVIII hasta las obras más románticas, la mirada pictórica se ha centrado en la silueta del Peñón, puerto de entrada al Estrecho y España para muchos viajeros, hito visual de gran poder escénico y orgullo de los ingleses. Esta geoforma fue profusamente representada por las vistas ilustradas, con encuadres que heredarán los románticos del XIX desde nuevas sensibilidades.

Llama la atención que el Gebel Muza, auténtico hito visual del continente africano, no haya tenido una representatividad pictórica similar a la de Gibraltar. La montaña marroquí no resultó un referente principal para las vistas dieciochescas y las nuevas miradas románticas debido a que carece de escenarios históricos, ciudades, castillos o personajes pintorescos. Por el contrario, Gibraltar ofrece una silueta de gran impacto visual y además le acompaña un puerto y una ciudad, el simbolismo de la guerra y las glorias británicas.

Una de las vistas más famosas de Gibraltar es la del británico John Frederick Lewis (1804-1876). Nacido en Londres, comenzó su carrera como pintor de animales y viajó con frecuencia a España, país en el que se dedicó a estudiar los clásicos españoles presentes en el Museo del Prado. Coincidió con Richard Ford en Sevilla, ciudad que considerará como su favorita y donde se inspiró para sus numerosas obras, encuadres urbanos en los que el paisaje tenía un papel fundamental. En la década de los 30 del siglo XIX pasa por el Estrecho camino de Marruecos, país en el que desarrollará en sus cuadros una línea temática de carácter orientalista, de gran demanda en la época.

Su Vista de Gibraltar, de 1836, es heredera de los tradicionales encuadres dieciochescos. La dulzura y amables colores que envuelven la escena contrastan con el enérgico trazo lineal que define esta gigantesca geoforma que ya en la Antigüedad asombró a fenicios, griegos y romanos. Se trata de la silueta más clásica del antiguo monte Calpe, una de las Columnas de Hércules, un Peñón sujeto aún a contenciosos entre estados en pleno siglo XXI.

 Jonh Frederick Lewis, Vista de Gibraltar, 1836. Aguada sobre papel. Londres: Colección de la familia Ford.

Ir arriba
WhatsApp chat

¿Todavía no estás en mi grupo de WhatsApp? Apúntate GRATIS y recibe información cultural de noticias y actividades.