Emilio Sánchez Perrier y los paisajes del Guadaíra en el Museo Thyssen Málaga

Alcalá de Guadaíra y sus paisajes fluviales fueron siempre motivo de inspiración para el pintor Emilio Sánchez Perrier (Sevilla, 1855 – Alhama de Granada, 1907), considerado como alma y fundador de la denominada «Escuela de Paisaje de Alcalá». Sus largas estancias en esta localidad, especialmente en primavera, se traducirán en obras de una poética casi romántica donde el agua, los álamos o los reflejos de la ciudad alcalareña en el río serán una constante.

A los trece años de edad Sánchez Perrier ingresó en la Escuela de Bellas Artes de Sevilla, contando con maestros como Joaquín Domínguez Bécquer y Eduardo Cano de la Peña. Las obras del pintor paisajista Martín Rico o el preciosismo de Mariano Fortuny marcarán al pintor sevillano, emblema de la pintura de paisaje del último tercio del siglo XIX y cuyas obras se caracterizan por la minuciosidad en la representación de las formas naturales y la luminosidad de una atmósfera siempre envolvente.

El Museo Thyssen Málaga cuenta con tres obras excepcionales de Sánchez Perrier, todas ellas inspiradas en los paisajes fluviales y boscosos del río Guadaíra. Cuelgo los enlaces de los magníficos comentarios de Juan Fernández Lacomba a pie de imagen de cada obra.

Emilio Sánchez Perrier, Invierno en Andalucía (bosque de álamos con rebaño en Alcalá de Guadaíra), 1880

Emilio Sánchez Perrier, Un paseo por el río, c. 1890

Emilio Sánchez Perrier, Orilla del Guadaíra con barca, c. 1890

Ir arriba
WhatsApp chat

¿Todavía no estás en mi grupo de WhatsApp? Apúntate GRATIS y recibe información cultural de noticias y actividades.