Castillo de Loarre, el sueño de un niño de Tocina (Sevilla)

Nunca olvidaré el día que un libro de Fernando Díaz-Plaja cayó en mis manos cuando tenía 13 años. Fue editado por el desaparecido Círculo de Lectores en 1981, era propiedad de mi hermana -no se lo digan, pero hoy está en mi poder- y llevaba por título Castillos de España y sus fantasmas. Esta obra realizaba un retrato ameno, histórico y novelado de las principales fortalezas de España: la Alhambra de Granada, el Alcázar de Sevilla, el Alcázar de Segovia, el castillo de Peñafiel, el de Coca, etc. Sin embargo, una de aquellas fortalezas centró la atención de aquel niño de Tocina, danto rienda suelta a su fecunda imaginación: hablamos del Castillo de Loarre.

Dominando la Hoya de Huesca, se trata de una fortaleza suspendida en el tiempo, una joya del Románico perfectamente conservada, un fabuloso conjunto de torres y dependencias medievales integrado en el paisaje oscense. El castillo fue construido entre los años 1016 y 1025 por orden del rey Sancho III a modo de avanzadilla fronteriza; desde este enclave, situado a más de 1.000 m de altitud, se organizaron ataques contra la localidad musulmana de Bolea, centro de las productivas tierras de la llanura. De esta época datan el edificio real, la capilla, el torreón de la Reina, el patio de armas, las estancias militares y de servicio, además de la torre del homenaje o antigua torre albarrana.

En el año de 1071, reinando Sancho Ramírez, se amplía la fortaleza y se instala en su interior la comunidad y la abadía de los canónigos de San Agustín. Del conjunto monástico destacan la iglesia de San Pedro y la cripta de Santa Quiteria, ambos ejemplos del estilo artístico denominado Románico Jaqués. La derrota musulmana en la comarca de la Hoya de Huesca a principios del siglo XII provocó una menor importancia geoestratégica del castillo y su paulatino abandono, lo que ha permitido que se conserve intacta su impronta románica.

Para más información de la historia y otros aspectos arquitectónicos del castillo pueden consultar la Web oficial, cuyo enlace cuelgo abajo. Por último, este excepcional patrimonio de la arquitectura civil y militar del Románico ha servido en numerosas ocasiones como escenario de películas, entre otras, El Reino de los Cielos, de Ridley Scott.

NOTA: aquel sueño del niño de Tocina, un servidor, se hizo realidad en el verano de 2008, cuando al fin traspasé las murallas de Loarre con motivo de mi viaje a Aragón, realizado con la excusa de la Expo del Agua de Zaragoza.

Web oficial del Castillo de Loarre

Información sobre el Castillo de Loarre-Gobierno de Aragón

Misterios del castillo de Loarre (Diario ABC)

Loarre en el Reino de los Cielos

Bellísima imagen del Castillo de Loarre (Fuente: Turismo de Aragón)
Ir arriba
WhatsApp chat

¿Todavía no estás en mi grupo de WhatsApp? Apúntate GRATIS y recibe información cultural de noticias y actividades.